La aspiradora

Comenzamos la semana pasada la segunda vuelta, así que se repiten los nombres pero no los temas. Vuelve a ser el turno de Hugo Sánchez Mur que nos va a hablar sobre la aspiradora ¿Cuáles serán sus aspiraciones en la vida? ¿Cuáles sus intereses? ¿La mecatrónica quizá?
La aspiradora es un aparato bastante utilizado en los tiempos actuales. Se considera un artilugio muy útil para la vida cotidiana ya que ahorra tiempo y trabajo al ser humano. Se trata de un dispositivo que utiliza una bomba de aire para aspirar el polvo y otras partículas pequeñas de suciedad, generalmente del suelo.
Vayamos con algo de historiaHasta finales del siglo XIX, solamente se podían utilizar escobas y cepillos, hasta que en 1901 se patentó la primera aspiradora llamada “Puffing Billy”, ideada por el ingeniero inglés Hubert Cecil Booth. Esta aspiradora era muy grande, y tenía un motor muy pequeño. De ella salían unos brazos de treinta metros y se metían por las ventanas, para aspirar por dentro de la casa, mientras esta se situaba en la calle, debido a sus grandes dimensiones. David Kenney, instaló la misma máquina que Booth, pero en los sótanos de las casas y edificios.
La primera aspiradora eléctrica en ser comercializada en Europa fue la Nilfisk en 1910, de los daneses Filker y Nielsen. Pesaba alrededor de 20 kilos y tenía un motor más potente.
En el año 1952, se comercializó una aspiradora revolucionaria, que fue bautizada como “Hoover Constellation” debido a su parecido con las naves espaciales. Aunque, en lugar de utilizar ruedas, la Constellation expulsaba el aire aspirado por su base, con suficiente potencia como para sostenerse como un aerodeslizador.
Más adelante, se crearon mejores tipos de filtros para lograr una mayor limpieza. Por ejemplo, se fabricaban nuevos modelos que hacían pasar el aire aspirado por un depósito de agua donde las partículas sólidas quedaban suspendidas en el líquido, o filtros de carbón activado que evitaban los olores.
Pero sin duda, los mayores avances han sido las nuevas aspiradoras robóticas. Estos aparatos no necesitan ser manejados por nadie, se trasladan solos. Se dividen en dos tipos:
  1. Las que utilizan algoritmos que garantizan la aspiración de todo el suelo. Como consecuencia, dependiendo del tamaño y la forma de la habitación pueden  realizar múltiples pasadas por muchos puntos, lo que no es demasiado eficaz.
  2. Las que empiezan por dar una vuelta a la habitación y “planear” una trayectoria que garantice que lo recorre todo pero que minimice las dobles pasadas por cualquier punto.
En cuanto a su funcionamiento, la idea de la aspiradora es básicamente utilizar un ventilador de cierta potencia para expulsar el aire del interior de la cámara de la aspiradora, creando así un vacío parcial. El aire que sale expulsado por el ventilador suele estar a una temperatura razonablemente elevada, porque el calor disipado en el motor eléctrico es bastante grande. Normalmente este aire sale por una rejilla en la parte trasera de la aspiradora.

Partes de la aspiradora:
  1. Cabeza: La cabeza es la pieza que se encuentra con la alfombra. La cabeza está unida al motor mediante un tubo por el que pasa la suciedad aspirada.
  2. Manguera: Es una cilindro normalmente flexible por el que pasa la mugre.
  3. Motor: El motor principal permite la succión hacia la aspiradora. El motor eléctrico está conectado a la toma de corriente doméstica por un cable eléctrico y controlado por un interruptor de encendido y apagado.
  4. Bolsa: Las bolsas de aspiradoras acumulan y mantienen el polvo y la suciedad recogida por la cabeza, el motor y otros componentes de la aspiradora. Las bolsas son, generalmente, desechables, lo que permite la eliminación rápida del polvo y la suciedad del sistema.

En el enlace que se encuentra a continuación, se puede visualizar un vídeo donde se muestra el funcionamiento de la aspiradora:


Las fuentes confesadas por Hugo son las siguientes: