Códigos QR

Llamamos códigos QR (quick response barcode en inglés) a los códigos de barras de respuesta rápida. Se trata pues, de un tipo de códigos de barra bidimensional (esta es la principal diferencia en relación con los códigos de barras convencionales que, en su propio nombre lleva la solución de su enigma, “barra”, sólo tienen una dimensión). Su origen se sitúa en una empresa japonesa suministradora de Toyota que, en 1994, creó este tipo de códigos, hoy utilizados en todo el mundo y en diferentes tipos de aplicaciones, para hacer el seguimiento de los repuestos automovilísticos suministrados.
Los códigos QR (también conocidos como códigos BIDI) se identifican fácilmente gracias a su forma cuadrada con tres cuadrados en sendas esquinas que son los que permitirán al dispositivo lector conocer la correcta posición del código (la imagen superior izquierda se corresponde con el código QR de este blog que, si bien, permanecerá como un gadget en las columnas de la derecha, será en esta entrada donde indicaremos cómo descargarlo y leerlo en tu smartphone, si dispones de uno, claro), y su éxito se debe a dos factores principales: Por un lado permiten el almacenamiento de una gran cantidad de información (se estima en 7089 caracteres numéricos o 4296 alfanuméricos), y por otro, y esta es la razón más poderosa de las dos, no necesitan de un lector específico para su decodificación, pudiendo descifrarse la información en ellos contenida por medio de escáneres, cámaras de fotos, teléfonos móviles, etc., lo cual permite el uso de este tipo de cifrados en campos tan diversos como el etiquetado, el marketing, las webs, los blogs, tarjetas de presentación, ofertas de trabajo, etc.
Para acceder a la información contenida en el código el usuario, como se ha dicho, no tiene que disponer de un aparato específico, y tampoco ha de introducir manualmente datos personales, direcciones URL u otro tipo de información, basta con leer mediante un software especial y por medio de una cámara la información del producto. El software necesario puede descargarse de forma gratuita en diferentes páginas de la red.
A continuación te explico brevemente cómo acceder a la información contenida en los QR mediante tu móvil (el celular, parece que esta página la es muy visitada desde América del sur) en dos sencillísimos pasos:

1. Descarga la aplicación (App). Si tecleas “QR” encontrarás cientos de lectores gratuitos, en general muy buenos y que incluso leen QR-Codes, Datamatrix y otros códigos 2D (quickmark, itunes o beetag, son buenos ejemplos de lectores).
2. Acepta, descarga, instala y ya estás preparado para la utilización de estos códigos. A probar y disfrutar.

Normalmente, llegados al final de la entrada, suelo pediros que dejéis un comentario acerca de la funcionalidad de la misma. Hoy, además del comentario habitual, me gustaría que, si alguien ha probado a seguir las recomendaciones del post y se ha descargado el código de la bitácora (imagen superior izquierda y/o columna derecha), me dijese si funciona pues yo, funcionario a la baja, tengo un teléfono móvil antediluviano.

Gracias de antemano.