Sillas y otros peligrosos contactos eléctricos

"Por la misma razón que no nos comemos a los caníbales", argumentaba Borges en contra del "ojo por ojo". Si  ya esta clara cuál es nuestra posición en contra de la pena de muerte en cualquiera de sus variables (y son muchas, demasiadas, los humanos tenemos una imaginación que va mucho más allá de nuestra supuesta humanidad), no haría falta explicar cuál es en el caso de la silla eléctrica, castigo injusto, cruel e innecesario. Sin embargo, alguna pregunta de clase sobre los daños que produce la electricidad en el cuerpo humano me ha llevado a interesarme por esta opción de tribalismo justiciero que aún se tiene en cuenta en cinco estados de los, en otros sentidos admirables, USA. Dos mil cuatrocientos cincuenta voltios durante un tiempo de quince segundos es la descarga que se administra al reo y, si quieres saber algo sobre los efectos que un accidente eléctrico puede tener en las personas, sigue leyendo este post.
A nadie se le escapa a estas alturas la importancia que el uso de la electricidad tiene en nuestras vidas. Claro está que cuando hablamos de usos y aprovechamientos de este tipo de energía, hablamos de realizar una utilización "correcta" de la misma, sin riesgos ni accidentes, pero, ¡Oh, amigos, qué hay así en la vida! ¡Si hasta un exceso en el consumo de plátanos puede desembocar en un cambio de barrio! Si el riesgo de accidente parece indisociable de cualquier actividad humana y no estamos dispuestos a convertirnos en eremitas y prescindir de esta forma de energía, lo menos que podemos hacer es intentar comprender cuáles son los riesgos de un accidente eléctrico, saber a qué se deben y conocer qué hacer y qué evitar en caso de accidente.
Definir la gravedad de un contacto eléctrico no es tarea sencilla pues la gravedad del accidente depende de múltiples factores, tales como el voltaje eléctrico (tensiones peligrosas son, para la corriente continua, las superiores a 500 V, y, en el caso de la corriente alterna, las próximas a 300 V), la duración del contacto, la edad, el peso, el sexo y salud previa del individuo accidentado, si la piel está seca o mojada (en el caso de piel húmeda se reducen los niveles de resistencia hasta 1500 Ohmios, con lo que sólo con 100 V la intensidad que atraviesa el organismo puede producir la muerte), el recorrido que la corriente hace dentro del cuerpo humano (el trayecto más peligroso es el que cruza el tórax por la afectación cardiaca concomitante), si la corriente es alternacontinua, el valor de dicha corriente (se estima que un valor de 1 mA es suficiente para hacer sentir un hormigueo, a partir de los 10 mA la persona ya no es capaz de soltarse voluntariamente del contacto, con 50 mA la persona entra en coma y con 100 mA y una duración de la exposición de 0,15 segundos el coma se hace persistente y se llega a la parada cardíaca), etc.
Uno de los factores que afectan a la magnitud del accidente es la resistencia de la piel. Tampoco la resistencia tiene un valor fijo, la piel húmeda puede tener una resistencia aproximada de un millon de ohmios, mientras que seca su valor se incrementa hasta los 500 millones de ohmios. Sin embargo, si la corriente circula por el interior del cuerpo, no a nivel epidérmico, la resistencia disminuye debido a la presencia de los fluidos del cuerpo (se estima que la resistencia del interior del organismo es 1000 veces inferior a la de la piel). De lo anterior, se concluye que el nivel de voltaje requerido para que fluyan corrientes con efectos peligrosos puede ser muy variable.

Los efectos de la corriente en el organismo van desde las quemaduras (internas y/o externas, de diferente gravedad) a la parada cardiaca o el fallo renal, pasando por la destrucción muscular, las fracturas (debidas a la "tetanización", esas sacudidas o contracciones musculares tan intensas que anulan la respuesta muscular e impiden la separación voluntaria del contacto), asfixia, lesiones nerviosas, coma...

Primeros auxilios en caso de accidente eléctrico de baja tensión:
1. Interrumpir el sumistro eléctrico si es posible.
2. Evitar separar el accidentado directamente y especialmente si se está húmedo. No se debe tirar del accidentado con las manos desnudas y, por otra parte, hay que ser rápido pues cuanto mayor sea la duración del contacto, menor es la resistencia al paso de corriente, mayor la intensidad que circula y más grave el accidente.
3. Si el accidentado está pegado al conductor, cortar éste con herramienta de mango aislante.
4. Aplicar técnicas de reanimación (respiración artificial y compresión cardiaca, en caso necesario). Entre las técnicas de reanimación puede recurrirse a la utilización de desfibriladores (existen otras formas de lograr la desfibrilación: manuales, químicas...) eléctricos (la electricidad, causa y solución del problema) para restablecer el ritmo normal del corazón y cuyo funcionamiento se basa en la aplicación de grandes pulsos de corriente. Los desfibriladores utilizan un valor de corriente continua que oscila entre los 83 mA y los 3,3 A, sirviéndose de condensadores para la consecución de estos picos de corriente.

Te dejo una tabla en la que se explican los efectos que produce distintas magnitudes de corriente que actúan durante un tiempo de 1 segundo:
Efectos del choque eléctrico con corriente alterna en los seres humanos cuando pasa a través del tronco del cuerpo:
Intensidad de corriente a 1 segundo de contacto
Efectos
La sensación debida a estos niveles es de hormigueo o calor sin dolor antes de los 5 mA, pero entre 1 y 5 mA puede producir reacciones de susto.
1 mA
Umbral de percepción
Esta corriente de 5 mA es precisamente el máximo valor de corriente de fuga que se permite en los electrodomésticos entre su chasis y tierra.
5 mA
Aceptada como máxima intensidad de corriente inofensiva
Se pierde la habilidad de controlar los músculos
10-20 mA
Limite de corriente antes de que se presente contracción muscular sostenida.
El dolor es severo, es incapaz de soltarse del conductor que había sujetado Si este nivel es sostenido, llega la fatiga, el colapso y aun la muerte
50 mA
Dolor. Posible desmayo, lesiones mecánicas, continúan las funciones respiratorias y del corazón.
Se interfiere la coordinación de movimiento del corazón (fibrilación), por tanto se impide el bombeo de sangre y la muerte puede ocurrir en minutos, si la fibrilación no se detiene.
100-300 mA
Empieza fibrilación pero los centros respiratorios permanecen intactos
Por encima de los 300 mA las contracciones de los músculos del corazón son tan severas que no ocurre fibrilación. Si el choque se suspende rápidamente, el corazón probablemente reanude su ritmo normal. En tales casos pudiera detenerse la respiración y habría que aplicar respiración artificial.
6 A
Contracciones sostenidas del miocardio seguidas por ritmo cardiaco normal. Parálisis respiratoria temporal. Quemaduras si la densidad de corriente es alta.

Ya ves que la cosa no está clara, que si este voltaje, que si tal intensidad, que si en seco, que si mojado... O sí, quizá sí que esté claro, cuando utilices aparatos eléctricos, o si vas a ayudar en casa con una reparación o una instalación nueva: PRECAUCIÓN