El microondas

En nuestro repaso a los inventos, continuando con los trabajos de tecnología y sociedad que presentan los alumnos de 4º C, hoy es el turno de Andrea Portaña, que nos ha aportado un interesante trabajo sobre el funcionamiento del microondas. A ver qué te parece.
El microondas es un electrodoméstico muy usado hoy en día que se inventó por casualidad en 1945. El ingeniero Percy Spencer estaba trabajando con microondas electromagnéticas para intentar mejorar el radar, cuando se fue a comer la chocolatina que llevaba en el bolsillo se dio cuenta que se había derretido mientras estaba expuesto a estas ondas. Le pareció tan interesante lo que había ocurrido que quiso investigar. Puso cerca de las ondas una sartén con un huevo y unas palomitas. Al cabo de un tiempo ambos alimentos se habían cocinado perfectamente. Así descubrió que los alimentos ante la exposición a microondas electromagnéticas de baja intensidad se calientan.
Te dejo una animación realizada por Eroski Consumer para que te hagas una idea gráfica del funcionamiento:


Si queremos un análisis más pormenorizado del funcionamiento y constitución del microondas, es buenos que diferenciemos sus partes:
  1. Magnetrón. Genera las microondas electromagnéticas para calentar los alimentos.
  2. Transformador. Transforma la tensión de la red en los voltios que necesita el magnetrón.
  3. Condensador. Almacena temporalmente la energía que necesita el magnetrón.
  4. Termistor. Controla la temperatura del microondas y lo para cuando aumenta para que no se sobrecaliente.
  5. Ventilador. Refrigera el circuito del microondas.
  6.  Distribuidor. Divide las ondas y las envía al compartimento donde están los alimentos.
  7. Fusible de alto voltaje. Protege el circuito eléctrico formado por el magnetrón el transformador y el condensador.
  8.  Diodo de alto voltaje A través de él se descarga el condensador.
  9. Motor del plato. Hace que el plato interior del microondas gire.
  10. Resistencia o grill. Se utiliza para dorar los alimentos ya que el magnetrón solo los cuece.
  11. Temporizador y timbre. El temporizador es un motor conectado a una rueda graduada en minutos. Cuando llega a cero acciona el timbre y desconecta el microondas
Las partes que están explicadas anteriormente son aquellas partes que están en el interior del microondas y permiten su funcionamiento. Estas partes están dentro de una carcasa que impide que las ondas electromagnéticas salgan al exterior. Las partes del microondas que podemos ver a simple vista son:

  1. Un panel de control, puede ser con ruedas, los microondas más antiguos, o digitales, los microondas más modernos. Con este panel de control podemos manejar las potencias a las que queremos que funcione, el tiempo y si queremos que cocine, descongele o usar el grill para gratinar, entre otras opciones.
  2. Un botón que corta la emisión de ondas cuando se abre la puerta del microondas porque sería peligroso para las personas.
  3. En la puerta podemos ver una rejilla que impide que las ondas pasen al exterior. Los orificios de esta rejilla son lo suficientemente pequeños para que las ondas no pasen por ellos ya que la longitud de la onda es mayor que la del orificio.
  4. En el compartimento en el que colocamos los alimentos hay una bombilla para ver el interior, y un plato giratorio para que los alimentos se calienten por todas las partes por igual.
Pero ¿cómo calientan las microondas los alimentos? Las microondas haces vibrar las moléculas de agua, azúcares y algunas grasas de los alimentos. La sustancia más activa es el agua, porque las moléculas son más polares. Debido a que las moléculas son polares, es decir, tienen un polo positivo y otro negativo, al intentar alinearse con las ondas electromagnéticas giran muy rápido y provocan que se choquen unas con otras transfiriéndose la energía y produciendo un aumento de calor. La velocidad con la que giran es muy rápida, unos 2 400 millones de giros por segundo.
El funcionamiento del microondas permite que se calienten los alimentos desde el interior, no hay nada que les transfiera calor desde el exterior. Por esto, a veces tienen un aspecto crudo ya que se evapora el agua de los alimentos desde el interior hacia el exterior y no se produce una capa reseca que da aspecto crujiente a los alimentos. El cocinado es rápido ya que toda la energía se produce en el interior.

Materiales que no se deben usar en el microondas
En el microondas no se pueden introducir todo tipo de materiales porque no se pueden someter a la radiación de las microondas electromagnéticas.
Los plásticos, por ejemplo, solo se pueden introducir aquellos en los que lo ponga en el recipiente, porque hay plásticos que se pueden fundir, como son el film transparente que se utiliza para recubrir los alimentos. También es peligroso el uso de plásticos inapropiados porque al calentarse pueden desprender moléculas tóxicas que pasen directamente a los alimentos.
Los recipientes de metal no es recomendable meterlos al microondas porque al chocar las ondas con las aristas o zonas puntiagudas del recipiente pueden saltar chispas y producir un pequeño incendio. Si introducimos una hoja de metal muy fina al producir las ondas una corriente eléctrica en su interior provocarían que se fundiera. Por tanto, no es recomendable utilizar metales en el microondas.

Mitos y verdades sobre el microondas
  1. Los alimentos cocinados en el microondas se vuelven radiactivos y cancerígenos. Es mentira, las ondas que emite el microondas solamente hacen que las moléculas de los alimentos se muevan y se calienten. No dejan en el alimento ni emiten al exterior radiaciones dañinas para las personas.
  2. Los alimentos pierden nutrientes. Es verdad que los alimentos pierden nutrientes al ser cocinados, pero por ser en el microondas no pierden más nutrientes que si fueran cocinados de otra forma.
  3. La leche materna calentada en el microondas pierde sus propiedades. La leche materna al extraerla de la madre y dejarla en algún recipiente ya pierde muchos de sus nutrientes, pero si además la calentamos en el microondas es como si le diéramos al bebé agua, no tiene ninguna de sus propiedades.
  4. Las bacterias no se mueren. Hay creencias de que las bacterias que contienen algunos alimentos como las verduras se mueren al calentarlas en el microondas. Eso no es cierto, hay estudios que lo han demostrado.
  5. Si pones agua a calentar explotará. Es cierto que si sobrecalentamos el agua en el microondas al entrar en contacto con otro material las burbujas que produce hagan que explote.
  6. La mantequilla no se derrite fácilmente. Es cierto que no se derrite bien en el microondas porque está compuesta por una gran cantidad de aceite y esta tiene poca polaridad.
  7. La comida no se enfría más rápido. Es mentira que la comida calentada en el microondas se enfría más rápido que la que se calienta en una estufa. En una estufa sí que se calienta más despacio porque es un método diferente pero no tiene nada que ver con enfriarse.

Ya has visto que el trabajo de Andrea está bien documentado, pues bien, ella confiesa haber bebido de estas fuentes:
http://www.ehowenespanol.com/horno-microondas-mitos-verdades-galeria_166769/#pg=1