Kevlar

Seguimos con las entradas elaboradas por los alumnos de 4º de la ESO. En este caso le ha tocado el turno a Clara Tierraseca, que nos habla sobre un tipo de tejido muy especial.


El kevlar es una poliamida sintetizada por primera vez en 1965 por la química polaco-estadounidense Stephanie Kwolek. La obtención de las fibras de kevlar fue complicada. Empezó a comercializarse en 1972. Es muy resistente y su mecanización resulta muy difícil. La ligereza y la resistencia a la rotura excepcional de estas poliaramidas hacen que sean empleadas en neumáticos, velas náuticas o en chalecos antibalas.
Esencialmente hay dos tipos de fibras de kevlar: kevlar 29 y kevlar 49.
  1. El kevlar 29 es la fibra tal y como se obtiene de su fabricación. Se usa típicamente como refuerzo en tiras por sus buenas propiedades mecánicas, o para tejidos. Entre sus aplicaciones está la fabricación de cables, ropa resistente o chalecos antibalas.
  2. El kevlar 49 se emplea cuando las fibras se van a embeber en una resina para formar un material compuesto. Las fibras de kevlar 49 están tratadas superficialmente para favorecer la unión con la resina. El kevlar 49 se emplea como equipamiento para deportes extremos, para altavoces y para la industria aeronáutica, aviones y satélites de comunicaciones y cascos para motos.
Las principales características de estas fibras son:

  • Excepcional rigidez.
  • Resistencia a la tracción de 3.5 GPa, mientras que el acero tiene 1.5 GPa.
  • Elongación de rotura de 3,6% mientras que el acero tiene un 1%.
  • Tenacidad.
  • Mantiene sus propiedades hasta temperaturas de entre 420 y 480 grados Celsius.
  • Conductividad eléctrica baja.
  • Alta resistencia química.
  • Contracción termal baja.
  • Alta dureza.
  • Estabilidad dimensional excelente.
  • Alta resistencia al corte.
Y por último un vídeo explicativo: