Pantallas táctiles

El trabajo correspondiente a esta semana le ha tocado a Oroel Ipas, matriculado en 4ºC, es lo que tiene el orden alfabético.

El primer dispositivo con pantalla táctil que salió al mercado fue un ordenador HP en 1983, la tecnología que usaba no se trataba de un sistema táctil como tal: poseía unos rayos infrarrojos en frente de la pantalla que reconocían cualquier objeto que no fuese transparente.

Hay dos clases de pantallas táctiles, las dos bastante distintas pero muy útiles en su campo:
  1. Resistivas: consisten en dos capas de materiales conductores que cuando son pulsados un ordenador calcula donde se ha producido la caída de tensión, son muy precisas, pueden ser usadas con el dedo, con guantes o con cualquier puntero puesto que miden presión en la pantalla, pero esto también hace que no se puedan pulsar varios puntos a la vez. Son menos luminosas y no están cubiertas de cristal por lo que es muy difícil que se rompan. Un buen ejemplo para todo el mundo es una Nintendo DS, las cuales tratamos a golpes con el lápiz.
  2. Capacitivas: es la clase de pantalla que usan la mayoría de aparatos electrónicos de hoy en día como móviles o tablets. Son algo más complejo de entender, hay que imaginarlas como un circuito abierto compuesto de muchos cables organizados en filas y columnas, en este circuito nuestros dedos actúan como interruptores para indicarle al ordenador unas coordenadas, por esto podemos usar varios dedos a la vez (multitouch) para, por ejemplo, ampliar una imagen en nuestros smartphones. La calidad de la imagen es mejor en estas pantallas, también tienen mejor respuesta. Existen unos punteros táctiles para estas pantallas. Todas estas características las hacen unas pantallas mucho más caras.
Te dejamos con una infografía cortesía de Eroski Consumer:

>

También te dejamos un vídeo explicativo:


En cuanto a las fuentes utilizadas, Oroel nos señala las siguientes: la Wikipedia, como no; Mundo Digital TV, Wayerless y Taringa.