Transistores

Los transistores son los antecesores directos de las válvulas de vacío, que permitían controlar el flujo de electricidad con extraordinaria precisión y que fueron la puerta para el desarrollo de las primeras televisiones a pesar del problema de su enorme tamaño.  Algunos científicos lo consideran el invento más importante de la historia, el alma de la electrónica y seguro que tu casa está infectada de ellos. Ya sabes, lo mejor para defenderse de esta epidemia es conocer algo de tu "enemigo", así que vamos a ello.
El transistor de unión bipolar (BJT) es un dispositivo electrónico formado por dos uniones PN,  muy cercanas entre sí, que permite controlar el paso de la corriente a través de sus terminales. Las dos uniones PN dan lugar a tres regiones: el emisor, la base y el colector. En función del tipo de cristales utilizados llegamos a dos tipos fundamentales de transistores bipolares, los NPN y los PNP.
Como se ha dicho, los BJT están constituidos por dos uniones PN, lo que, en función de la polarización de las mismas da lugar a tres modos de funcionamiento (existe, claro está, un cuarto, que no se estudia dado su escaso interés): corte, saturación y estado activo.
Los transistores bipolares se usan generalmente en electrónica analógica y también en algunas aplicaciones de electrónica digital, como la tecnología TTL.
 
En cuanto a su funcionamiento, lo entenderemos mejor echándole un vistazo a esta excelente animación:
 


Desde el canal Historia he bajado este vídeo en el que nos habla sobre la historia del transistor: