Instrumentos de medida eléctrica

Sin medida no somos nada, un exceso, y nada somos sin medidas. Necesitamos un mundo a escala, a la medida del hombre (ya Protágoras avanzaba el antropocentrismo con su "el hombre es la medida de todas las cosas". También es famosa su paradoja), algo que nos permita diferenciar, relativizar y contextualizar las cantidades en función de la magnitud medida (seguramente 25 g de chocolate al día no nos servirán para quitarnos el antojo de dulce, pero si son de sal probablemente nos llevarán a la tumba antes de tiempo). Escribo todo esto porque en electricidad también necesitamos medir las magnitudes que intervienen en nuestros problemas. Ya vimos en un post anterior que las magnitudes eléctricas básicas (tensión, corriente y resistencia) se miden con unos aparatos específicos (voltímetro, amperímetro y óhmetro) y que sus unidades tienen unos nombres especiales (voltios [V], amperios [A] y ohmios [Ω]). Sin embargo existen otros aparatos que permiten la realización de medidas de las magnitudes eléctricas (galvanímetros, puentes de Wheatstone, fasímetros, vatímetros...) y uno de ellos, el polímetro, al que le vamos a dedicar especial atención por la posibilidad que nos brinda de realizar distintos tipos de medidas (tensiones y corrientes -tanto en continua como en alterna-, resistencias, polaridades de diodos y transistores, continuidad de circuitos eléctricos...) y por su popularidad.
Os traígo aquí una animación sobre el uso del polímetro realizada por Pilar Latorre y que encontré en el portal de Aratecno:


Otro instrumento para la realización de medidas en electrónica es el osciloscopio, cuyo particularidad es que permite la representación gráfica de señales eléctricas que pueden variar en el tiempo (señales alternas. Recuerda AC/DC). Presenta los valores de las señales eléctricas en forma de coordenadas en una pantalla, en la que normalmente el eje horizontal representa los tiempos (frecuencia de la onda) y el eje vertical representa tensiones (la amplitud de la onda). La imagen así obtenida se denomina oscilograma. Suelen incluir otra entrada, llamada eje thrasher, que controla la luminosidad del haz, permitiendo resaltar o apagar algunos segmentos de la traza. Te dejo un par de simuladores online:
  1. Podemos acceder a un osciloscopio virtual online en el siguiente enlace.
  2. En la página de Celestí Capell puedes acceder a otro simulador en el cual tras generar una onda deberás manipular los mandos del osciloscopio para comprobar cuáles son los valores de la amplitud y frecuencia de la onda generada.

 Ya sabes: comenta que algo queda.