No sólo de Tecnología vive el hombre (III)

Leo en la Historia de la belleza, de Umberto Eco: "[...] una de las esculturas griegas más importantes constituye una grave violación de esta regla [el equilibrio, el reposo]; en el Lacocoonte (que corresponde al período helenístico) la escena es dinámica, descrita de forma dramática y no simplificada en absoluto por el autor".
Y en Monumentos antiguos inéditos, de Johann Joachim Winckelmann: "[el alma] a pesar de los sufrimientos más atroces, se manifiesta en el rostro del Laocoonte, y no sólo en el rostro. El dolor que se expresa en cada músculo y en cada tendón del cuerpo y que sólo con mirar el vientre convulsamente contraído, sin prestar atención al rostro ni a otras partes, casi nos parece que sentimos, este dolor, digo, no se expresa en absoluto con signos de rabia en el rostro o en la actitud. [...] El dolor del cuerpo y la grandeza del alma están distribuidos de igual modo por todo el curepo y parecen mantenerse en equilibrio".


Si quieres saber algo más sobre sobre Laocoonte, sobre el mito, sobre los intentos de reconstrucción de este grupo escultórico, sobre el descubrimiento de la obra, etc. puedes visitar el siguiente enlace.